Hacer el Camino de Santiago Solo – Experiencia de un Peregrino, sin duda, es una experiencia única en la vida. Cuando haces por primera vez el Camino de Santiago no sabes lo que te espera. Tienes que escoger la época del año, una de las Rutas Jacobeas que te llevará a Santiago de Compostela, decidir si lo haces a pie o en bici. Además, hay que pensar si quieres organizarlo por tu cuenta, con una agencia especializada y, en caso positivo, con que empresa…

A través de este blog te vamos a contar la Experiencia de un Peregrino, bueno, concretamente de una Peregrina, Laura (Galicia). Se puede decir que son pocos los gallegos que hacen el Camino de Santiago, pero Laura es una de esas personas que, en su momento, decidió hacer el Camino de Santiago y conocer de primera mano lo que tenemos al lado de casa. Además, quiso compartirlo con Tee Travel y contigo.

Hacer el Camino de Santiago Solo – Experiencia de un Peregrino

Laura nos cuenta en primera persona su Experiencia en el Camino de Santiago:

Cuando decidí hacer el Camino de Santiago sola, tenía claro que iba a ser una experiencia única. La verdad, ¡no sabía lo que me esperaba! Era casi otoño y sabía que no habría tanta gente haciendo el Camino de Santiago, en esas fechas, como en pleno verano. Me decidí por empezar por el Camino Francés y por hacer los últimos 100 kilómetros desde Sarria hasta Santiago de Compostela, ya que era lo mínimo para conseguir la ansiada Compostela, además se puede hacer el Camino de Santiago en una semana.

Siempre sentí curiosidad por hacer el Camino de Santiago y saber por qué tantos miles de Peregrinos desde la Edad Media se acercaron hasta Santiago de Compostela. Tras hablar con varios amigos, que habían hecho el Camino de Santiago, supe que era una experiencia que tenía que realizar sola para poder disfrutarlo al 100%.

Camino de Santiago Francés

Camino de Santiago Francés

Por qué hacer el Camino de Santiago con una agencia de viajes especializada

Probablemente hay tantos modos de hacer el Camino de Santiago como Peregrinos: a pie, en bici o a caballo y hasta en silla de ruedas para los que tienen la posibilidad y la voluntad. Yo tenía pensado hacerlo a pie, pero la verdad es que no quería cargar con la mochila ni pelearme por una cama en un albergue. Por ello tras varios días de búsqueda me decidí a hacerlo a través de una Agencia de Viajes Especializada en el Camino de Santiago.

La idea de viajar sola, sin amigos ni familia me asustaba un poco, por ello busqué la ayuda de expertos por lo que ellos se encargarían de:

  • Buscarme los alojamientos adecuados, siempre habitación privada con baño privado
  • Trasladarme el equipaje
  • Reservar las cenas cada noche, en lugares únicos donde disfrutar de la gastronomía gallega tras cada etapa
  • Darme una asistencia telefónica durante las 24 horas del día, por si algo sucediese durante mis 6 días en el Camino Francés
  • Facilitarme la posibilidad de servicios extra, como masajes para hacer mi descanso más placentero

¡De este modo solo tendría que preocuparme de caminar y disfrutar de cada paso!

Camino de Santiago - Documentación Tee Travel

Camino de Santiago – Documentación Tee Travel

Preparación de mi viaje al Camino de Santiago

Como toda la organización del viaje estaba en manos de Tee Travel, yo me dediqué a prepararme físicamente. Soy una persona activa, pero teniendo en cuenta que cada día me esperaban una media de 24 kilómetros diarios… decidí empezar a caminar cada día entre una y dos horas y los fines de semana hacer rutas de senderismo, para acostumbrarme a los diferentes terrenos que me iba a encontrar también en mis días de Peregrinación a Santiago de Compostela.

Mi experiencia en el Camino de Santiago Solo

Llegada a Sarria

Tomé un autobús desde mi ciudad de origen hasta Sarria, donde empezaba mi Camino de Santiago al día siguiente. Al llegar al pueblo, localicé mi hotel y me fui a cenar, ¡ya eran horas!. Durante la cena, en la mesa de al lado había una chica rubia y joven, más o menos de mi edad. Me dijo que se llamaba Marta y era suiza, aunque hablaba español bastante fluido. Empezamos a charlar y me dijo que ella también iniciaba el Camino de Santiago al día siguiente. Le propuse que empezáramos juntas, lo que le hizo mucha ilusión.

Primera Etapa: Sarria-Portomarín 23 km

Al día siguiente, Marta y yo, desayunamos juntas y empezamos la caminata. Justo a la altura del albergue de Sarria nos encontramos un Peregrino, que llevaba un gran callado de madera y que parecía un poco perdido. Efectivamente, nos preguntó por dónde se seguía. Le propusimos unirse a nosotras y continuar juntos. Así fue como Miguel se unió al grupo.

Empezamos a hablar sobre nosotros:

  • Miguel era salmantino, trabajaba en el campo y era de ese tipo de personas llenas de sabiduría popular: refranes, remedios naturales…
  • Marta era estudiante de intercambio en Pamplona, que regresaba a Suiza en las próximas semanas, y no quería irse de España sin vivir la aventura del Camino de Santiago.

Durante la etapa de Sarria a Portomarín nos encontramos con un Peregrino coreano en innumerables ocasiones. Le adelantábamos, él nos pasaba a nosotros… siempre lo saludábamos y él a nosotros: ¡Buen Camino! Al llegar a Portomarin lo encontramos mientras estábamos tomando algo en la plaza del pueblo. Se acercó, nos dijo que su nombre era Min Ho, y me preguntó si podía enseñarle algunas palabras en Español ¡algo que hice encantada!

Portomarín - Camino de Santiago Francés

Portomarín – Camino de Santiago Francés

Segunda Etapa: Portomarín-Palas de Rei 25 km

Al día siguiente Min Ho salió del pueblo a la misma hora que nosotros, por lo que ahora ¡ya éramos cuatro!

Camino de Santiago Francés

Camino de Santiago Francés

En nuestro segundo día también conocimos a Manuel, quien se paró para ayudarnos con su botiquín cuando vio que Marta tenía problemas en sus pies con las ampollas. Tras hacerle las curas, Marta se sintió mucho mejor y Manuel se unió a nuestra caminata. Manuel era militar, y había realizado el Camino de Santiago varias veces, por lo que tenía experiencia. ¡Ya éramos cinco!

En Palas de Rei, fuimos a cenar unas tapas todos juntos, y fue entonces cuando conocimos a Mario. Mario era italiano, de profesión escritor y había realizado el Camino de Santiago en otras ocasiones, tampoco era su primera vez, conocía todo el Camino Francés, desde Francia, como la palma de su mano. Nos contó que hacía etapas de unos ¡40 km al día! También nos dijo que al día siguiente, su novia Sara se unía a él para hacer los tres últimos días del Camino Francés.

Etapa Portomarín - Palas de Rei - Castro de Castromaior

Etapa Portomarín – Palas de Rei – Castro de Castromaior

Tercera Etapa: Palas de Rei-Arzúa 30 km

Así, al día siguiente, en la etapa de Palas de Rei a Arzúa conocimos a Sara y… ¡ya éramos 7!

Iglesia de Santa María de Leboreiro

Iglesia de Santa María de Leboreiro

Las caminatas eran muy amenas, intercambiando opiniones, experiencias, anécdotas y bromas con completos desconocidos con los que cada vez los lazos se hacían más fuertes, sin que apenas lo percibiéramos todavía:

  • Miguel, el salmantino, siempre nos daba consejos
  • Mario, el italiano y Manuel, el militar, contaban anécdotas de todos las Rutas Jacobeas que habían hecho
  • Min Ho y Marta, el coreano y la suiza, nos hablaban de las costumbres de su respectivo país
  • Yo, que soy gallega, respondía todas las dudas que me planteaban sobre todo lo que nos íbamos encontrando en el Camino Francés
Melide - Puente de Furelos - Camino Francés

Melide – Puente de Furelos – Camino Francés

Cuarta Etapa: Arzúa-Pedrouzo 21 km

En la etapa de Arzúa a Pedrouzo, tuvimos que decirle adiós a uno de nuestros nuevos amigos. Manuel iba a hacer dos etapas en un solo día para llegar a Santiago de Compostela lo antes posible, ya que su mujer iría a recibirlo. Nos dio muchísima pena llegar a Pedrouzo, el fin de nuestra etapa, para despedir a Manuel que seguía caminando… Empezábamos a ser conscientes de que la despedida estaba cerca…

Sellando la Credencial del Peregrino - Camino Francés

Sellando la Credencial del Peregrino – Camino Francés

Quinta Etapa: Pedrouzo-Santiago de Compostela 19 km

Al día siguiente nos levantamos con una mezcla de sentimientos encontrados: la alegría de llegar a Santiago de Compostela y la tristeza de la despedida. Durante la caminata nos acordábamos mucho de Manuel y nos preguntábamos que habría sido de él, si habría llegado bien a Santiago de Compostela. Poco a poco nos acercábamos a la Catedral de Santiago de Compostela.

Monte do Gozo - Santiago de Compostela

Monte do Gozo – Santiago de Compostela

Cuando estábamos a punto de entrar todos juntos en la Plaza del Obradoiro, pasando bajo el arco de Azabachería, una gaita empezó a sonar, inundando con su sonido la plaza y llenando nuestro espíritu con su música. ¡Que emoción! Entramos casi corriendo, y nos llevamos una sorpresa impresionante cuando nos encontramos a Manuel con su esposa que, de casualidad, se encontraban paseando por allí en ese momento ¡Que coincidencia más bonita! La mayoría de nosotros soltamos alguna lágrima por la emoción que sentimos, puesto que alcanzar la Plaza del Obradoiro por primera vez es una sensación indescriptible, de esas que tienes que vivir para saber lo que se siente.

En ese momento decidimos cenar todos juntos esa noche, para poder rememorar todo lo vivido.

Pulpo a la Parrilla - Gastronomía de Galicia

Pulpo a la Parrilla – Gastronomía de Galicia

Nos intercambiamos números de teléfono, direcciones… De vez en cuando todavía hablamos y nos enviamos fotos que nos hacen recordar la experiencia que vivimos en el Camino de Santiago.

A día de hoy, cada vez que hago el Camino de Santiago y paso por los lugares que estuve con ellos, siempre me acuerdo de esa primera vez que decidí realizar el Camino de Santiago Solo, bueno sola, y todos los amigos que gané. Si es que como se suele decir: ¡en el Camino de Santiago uno nunca está solo!

¡Y hasta aquí la Experiencia de un Peregrino, Laura, en el Camino de Santiago!

Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela

Hacer el Camino de Santiago Solo – Experiencia de un Peregrino es un blog con el que te queremos transmitir la vivencia en primera persona de una Peregrina, en este caso, para que percibas que al fin y al cabo en el Camino de Santiago, en otras Rutas de Senderismo o en otras Rutas de Cicloturismo uno nunca está solo, al menos está consigo mismo. Seguro que encontrarás otras personas que están realizando el mismo Camino de Santiago, la misma Ruta de Senderimo o la misma Ruta de Cicloturismo que tú.

Si te has quedado con ganas de más, de conocer la experiencia de otras personas en en el Camino de Santiago o en otras rutas, entonces, lee los siguientes blogs, seguirás descubriendo experiencias maravillosas contadas en primera persona por sus protagonistas:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *