Son muchos peregrinos que hacen el Camino de Santiago. No obstante, son pocos los que se atreven a hacer las diferentes Rutas Jacobeas de noviembre a marzo. En este post te contamos el por qué hacer el Camino de Santiago en febrero, para muchos un mes inestable, y qué ventajas e inconvenientes podemos encontrar en sus diferentes Rutas.

Febrero, un día al sol y otro al brasero (refrán popular)

El Camino de Santiago en febrero

Hacer el Camino de Santiago los primeros meses del año es, sin duda, una aventura experiencial para aquellos peregrinos que no le temen a nada. Son peregrinos que aprovechan la tranquilidad de los senderos por la escasa masificación de las rutas; el silencio de los valles y la belleza que brinda el tiempo en invierno. Febrero es un mes frío, pero también inestable, en el que el sol, lluvia y nieve se alternan cambiando cada paisaje a su antojo. Se debe de prestar mucha atención al tiempo si quieres viajar por estas fechas.

Peregrinos en Portomarín con niebla

En efecto, durante los meses de invierno, existen tramos en el Camino de Santiago en el que no se puede circular por el viento, la lluvia, la nieve o por los pocos servicios que presentan. El Camino de Santiago en febrero se vuelve una experiencia tranquila y auténtica. El viajero puede recorrer las diferentes rutas populares sin preocuparse.

El Camino Francés en febrero

Para disfrutar de la primera experiencia peregrina, el Camino Francés es para ti. Una ruta popular, que es muy concurrida los meses de primavera y verano, en este mes se convierte en un trazado casi solitario. El Camino desde Sarria no presenta mayores dificultades hasta llegar a Santiago de Compostela, salvo que puede llover. En puntos del interior de España puede llegar a nevar o hacer mucho frío, dado que la temperatura se encuentra en torno a los 5º. Cabe destacar que si partes desde St. Jean Pied de Port, debes ir por Valcarlos y no por el conocidísimo paso de Napoleón. Esto se debe a que se encuentra cerrada desde el 31 de noviembre hasta el 1 de marzo por los nevados Pirineos.

Sin duda, se nos viene a la cabeza el Camino Francés desde O Cebreiro, sus tradicionales «pallozas» y el misticismo de sus paisajes. Esta ruta en invierno se vuelve intransitable por la nieve. Por ello, los devotos del Camino de Santiago crearon el Camino de Invierno que sale desde Ponferrada y llega a Galicia a través de O Barco de Valdeorras y sus tierras romanas.

La nieve la puedes encontrar en el Camino de Santiago si lo haces en febrero

El Camino Portugués en febrero

Si lo que deseas es experimentar una ruta abrazando el mar, te recomendamos que no recorras el Camino Portugués de la Costa debido a la frescura del Océano Atlántico en invierno. Sin embargo, la ruta del Camino Portugués Central que parte desde Portugal se encuentra con una temperatura un poco más elevada en comparación con el Norte de España.

El Camino del Norte en febrero

La temperatura en el Norte de España es la más fría y el tiempo el más inestable. El Camino del Norte, a pesar de se un itinerario cultural y Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO, en invierno se vuelve poco transitable debido a la posibilidad de encontrarte placas de hielo en el camino y temperaturas por debajo de la media debido a la brisa del mar Cantábrico que baña esta ruta. A pesar de que el mar sea un espectáculo en invierno, gracias a su gran oleaje, la peligrosidad aumenta.

El Camino Inglés en febrero

Puedes recorrer el Camino Inglés en una semana, aunque te recomendamos que lleves equipamiento adecuado frente a las mojaduras: ropa impermeable. El Clima Atlántico se caracteriza por abundantes lluvias esta época del año. Si lo que deseas es completar ese propósito de año nuevo de hacer una nueva ruta, o de empezar el Camino de Santiago esta ruta es la ideal. Puedes hacerla completa en menos de una semana.

En febrero es mejor tomarse un respiro

Aunque febrero sea el ecuador del invierno, existen fiestas que van marcando el fin de los meses de frío e inestabilidad en el tiempo. Hacer el Camino de Santiago en febrero es sinónimo, también, de fiesta: se celebran los carnavales.

En Galicia el Carnaval es conocido como O Entroido. Se trata de una celebración de larga tradición popular, vinculada al cristianismo. En esta temporada se da paso a los desenfrenos y excesos de la vida antes del tiempo de Cuaresma.

La importancia del «Entroido» en Galicia es enorme. 8 ciudades gallegas exhiben esta fiesta como «Fiesta de Interés Turístico«. Diferentes personajes pintorescos tradicionales aparecen en las calles bailando y riendo.

Además, en el Carnaval la comida no sobra. La cocina propia es espléndida gracias a los numerosos postres como las filloas, la bica o el licor café (obligatorio si vienes).

Los Carnavales con más repercusión en Galicia son los que se encuentran en Ourense. Si sigues la Vía de la Plata por estas fechas lo sabrás. Villas como Verín o Vilariño de Conso se llenan de magia gracias a los rituales de «Cigarróns» y «Boteiros» respectivamente.

Cigarróns de Verín celebrando O Entroido.

El mes del amor

Febrero no es un mes frío. Al contrario de lo que piensa la mayoría de las personas, febrero es un mes cálido. Por el amor. Así es, en este mes se celebra San Valentín.

Son numerosas las personas que celebran esta festividad tan arraigada el 14 de febrero. No es de extrañar las historias que cuentan del Camino de Santiago sobre los compañeros inseparables que se crean, los amoríos que se sienten y otros que se destruyen.

Febrero también es cálido porque las fiestas que tiene son para olvidar el frío

Hacer el Camino de Santiago en febrero se caracteriza por ser una época de baja demanda. Una experiencia de aventura en el que podrás recorrer las Rutas Jacobeas más populares, pero prestando, siempre, atención al tiempo. O, incluso, suele ser la antesala a a querer reservar previamente tu viaje.  Para seguir informado del Camino de Santiago y sus rutas te recomendamos que nos sigas en nuestras redes sociales.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *