Para muchos, el Camino de Santiago es reconocido mundialmente. Sobre todo, si nos hablan sobre el rey de los Caminos, el Camino Francés. Una de las Rutas Jacobeas Patrimonio de la Humanidad y que goza de muy buena salud gracias a los miles de peregrinos que la recorren, los diferentes hoteles y albergues donde descansar y la muy buena señalización de su vía. Sin embargo, existen otros Caminos de Santiago mucho más desconocidos pero que gozan con, incluso, mucho más encanto. En este artículo te hablaremos de una escapada diferente: el Camino de Invierno.

¿Qué es el Camino de Invierno?

Una escapada diferente

El Camino de Invierno es una Ruta Jacobea creada al comienzo de las peregrinaciones a Santiago de Compostela. En invierno, según los documentos del Obispado de Astorga, los peregrinos que recorrían el Camino Francés no podían pasar por los puertos de montaña de O Cebreiro y de Foncebadón. La solución fue trazar una nueva ruta que va desde Ponferrada hacia la Comarca de Valdeorras. Desde allí aprovechaban el valle que creó el río Sil para poder llegar a su destino. El Camino de invierno se convertía así en una ruta para cruzar Galicia en la época más fría del año. De ahí su nombre.

No obstante, esta Ruta calló en el olvido y pasó a ser un Camino diferente. En el 2019, solo 932 caminantes han peregrinado a Santiago de Compostela por esta ruta. Numerosas asociaciones de la zona de Valdeorras, así como las Tierras de la Ribeira Sacra, están en una labor de volver a darle el brillo que tuvo en su época de esplendor. Una escapada diferente a lo ya conocido y que hay mucho por descubrir.

Una escapada diferente

Peregrino en el Camino de Invierno

Un Camino diferente

Para nosotros, este es un Camino diferente que presenta muchos encantos que toda persona debería de conocer, conservar y garantizar que no caiga en el olvido. La mejor época para realizar el recorrido es en primavera y en otoño por el paisaje que se alza ante nosotros; y en verano para huir de la masificación del Camino Francés.

Una escapada diferente que buscarás para realizar porque es perfecta para encontrarte a ti mismo y disfrutar de un retiro espiritual, en contacto con la naturaleza. Te contamos las primeras etapas de este Camino que disfrutarás, sin lo recorres, descansando en alojamientos con encanto.

¿Qué encontrarás en esta ruta?

Barco de Valdeorras

O Barco de Valdeorras es una pequeña ciudad construida entre montañas, donde la vegetación mediterránea se alterna con los viñedos de su Denominación de Origen. El espectáculo que ofrecen las vistas desde sus calles se presenta en sus montañas, teñidas por los colores de las diferentes estaciones y sus viñedos. Lo curioso de esta pequeña localidad es que a pesar de que se llama O Barco, no tiene mar. Existen estudios que demuestran que su topónimo procede de las antiguas barcas romanas que llegaron hasta este lugar para la extracción del oro del río Sil, río que baña la ciudad.

Su Paseo del Malecón ofrece diferentes opciones de ocio, mientras te sumerges en el río milenario. O Barco de Valdeorras ofrece, a sus visitantes, una historia de pazos, monasterios, torres y bodegas. Sobra decir que es más que recomendable dedicar un poco de tu tiempo a degustar alguno de sus afamados caldos.

Una escapada diferente a O Barco de valdeorras - Camino de Invierno

El río Sil a su paso por O Barco de Valdeorras

 

Vilamartín y A Rúa de Valdeorras

En tu recorrido por el Camino de Invierno, llegarás, guiado por el río Sil a Vilamartín de Valdeorras, un pequeño pueblo con encanto de origen romano.  Desde allí podrás encontrarte numerosas excavaciones de oro antiguas. Hoy son casas y bodegas construidas a  lo largo del río. Se dice que el vino de Valdeorras es un vino que sale del interior de las entrañas de la tierra, ya que se almacena bajo tierra. A estas bodegas se les llaman «covas» y pueden ser fácilmente identificadas por sus chimeneas llamadas «refugallos», que sirven para equilibrar la temperatura.

En A Rúa de Valdeorras, lo que más destaca son sus restos romanos de la Vía Nova. Se trataba de una antigua calzada romana que unía Lugo con Braga. Por otro lado, el embalse de San Martiño es de vital importancia para la comunidad ya que les aporta ocio y agua a la zona.

 

Montefurado y «Capela dos Farrapos»

Entramos ya en la provincia de Lugo siguiendo el Sil. Pronto observarás que entre las montañas existe un hueco por donde el río pasa. Se conoce como Montefurado y se trata de una de las obras romanas más icónicas de la península Ibérica. Esta obra de ingeniería se realizó para desviar el caudal del río y extraer el oro. Más adelante, observaremos la «Capela dos Farrapos», donde los peregrinos se desprendían de sus harapos y trapos para llegar a limpios a Santiago de Compostela.

Una obra romana emblemática de la Península Ibérica

Montefurado y su gran agujero utilizado para desviar el curso del río Sil para extraer el oro.

Quiroga

Esta localidad es conocida por su oro líquido, el aceite. Numerosas asociaciones quieren volver a poner en valor las tierras fértiles para realizar aceite de la forma tradicional. En tu ruta encontrarás con el Castillo de Novaes, antigua residencia de la orden medieval de los Sanjuanistas. Caminarás por el antiguo Camino Real sobre las huellas que dejaron los carruajes en la Edad Media. Quiroga te regala bosques frondosos que cambian con la luz del sol y acantilados con vistas espectaculares en dirección al valle de Lemos, tierras de la Ribeira Sacra

Panorámica de Quiroga - Camino de Invierno

Quiroga te presenta sus maravillosas vistas

 

 Pobra de Brollón y Monforte de Lemos

Las vistas desde el Moncai se convertirán en tu retiro espiritual. Dejas tras de ti un importante tesoro cultural y patrimonial, que te han marcado para que quieras volver una vez más. Por eso decimos que es una escapada diferente a lo ya conocido.  Ante ti se alzan las Tierras de Lemos y las maravillosas vistas que llenan el alma. Desde allí visualizarás la silueta del Parador de Monforte, un milenario monasterio benecditino, ubicado justo en la cumbre de la colina que destaca sobre los tejados de la capital de la Ribeira Sacra. Podrás sentir que el silencio, la tranquilidad y la soledad se han quedado a tu lado para que puedas, incluso, tocar tiempos antiguos.

Esta zona es conocida, no solo por su alto valor paisajístico y monumental, sino que, también, alberga otra de las 5 Denominaciones de Origen de los vinos gallegos, la D.O. Ribeira Sacra. Cabe destacar que la Ribera Sacra es un Itinerario de Interés por el Consejo de Europa.

San Vicente do Pino

Las Tierras de Lemos tiene mucho qué ofrecer

 

Esta solo es una parte del resto de la ruta de un Camino de Santiago diferente. Se trata de una escapada diferente a lo ya conocido y que, sin duda, nos dejará con el corazón encogido de tanta belleza. Si quieres saber más, no olvides ponerte en contacto con nosotros. Te ayudaremos encantados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.