El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinación más antiguas e importantes del mundo. Desde que en el siglo IX se descubriesen los restos del Apóstol, origen de este fenómeno, el Camino de Santiago ha aportado un gran valor cultural y económico, generando riqueza en los pueblos y ciudades por las que pasaba. Por ello, entra en la lista Patrimonio de la Humanidad en 1993.

Camino Francés: primer Camino Patrimonio de la Humanidad.

1987: Itinerario Cultural Europeo

En la Edad Media fueron miles los peregrinos que movidos por la fe llevaban hasta los restos del Apóstol recorriendo lo que hoy conocemos como Camino de Santiago Francés y generando riqueza en los pueblos y ciudades por las que pasaban. Este fenómeno dio lugar a la construcción de numerosos edificios, la mayoría de carácter religioso, pero también hospitales o albergues de peregrinos. En 1987 el Consejo de Europa lo reconoce como el primer Itinerario Cultural Europeo por su valor como una de las vías de comunicación más importantes del continente europeo, que puso en contacto a una gran parte de los pueblos de Europa, creó y fomentó el espíritu europeo. También fue uno de los canales de difusión de la cultura y tendencias artísticas de gran relevancia.

Placa conmemorativa del Camino de Santiago como Itinerario Cultural Europeo en la Plaza del Obradoiro

Placa conmemorativa del Camino de Santiago como Itinerario Cultural Europeo en la Plaza del Obradoiro

1993: Patrimonio de la Humanidad

El Camino Francés, desde Roncesvalles, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993, tan solo 8 años después de la declaración de Santiago de Compostela como Patrimonio de la Humanidad.Esta distinción no sólo ponía en valor la ruta si no también su patrimonio artístico y cultural además de ser un excelente reconocimiento para la promoción del Camino de Santiago como destino turístico.

Camino Francés: Patrimonio de la Humanidad - Peregrinos en Portomarín

Camino Francés: Patrimonio de la Humanidad – Peregrinos en Portomarín

Cinco años más tarde -en 1998 – también fueron reconocidos “Los Caminos de Santiago en Francia”, es decir, el Camino de Santiago a su paso por el país galo. Esta es sin duda la ruta de peregrinación a Santiago de Compostela más importante y más transitada.

Caminos Franceses en Francia : Patrimonio en la Humanidad - Le Puy en Velay

Caminos Franceses en Francia : Patrimonio en la Humanidad – Le Puy en Velay

Los Caminos del Norte

En el 2015 los Caminos del Norte entraron en la Lista de Patrimonio Mundial del Camino de Santiago. Este año cuatro de las rutas que recorren el norte de la Península Ibérica fueron reconocidas con esta distinción: El Camino Primitivo, El Camino Costero, El Camino vasco-riojano y el Camino de Liébana.

La importancia del Camino Primitivo

La importancia histórica de estos Caminos fue uno de los valores más importantes y más valorados por la UNESCO para conceder esta distinción. El Camino Primitivo sigue los pasos del rey Alfonso II, el llamado primer peregrino. Esta ruta comienza en Oviedo y llega a Santiago de Compostela cruzando parte de Asturias y la provincia de Lugo.

Caminos del Norte: Patrimonio de la Humanidad, placa conmemorativa a Alfonso II El Casto

Caminos del Norte: Patrimonio de la Humanidad, placa conmemorativa a Alfonso II El Casto

El papel de los Caminos del norte en la cristianización

El resto de Caminos del Norte también cuenta con un gran valor histórico y es que estas rutas eran las que seguían los peregrinos que llegaban hasta Santiago de Compostela cruzando el norte de España. Hablamos de la parte cristiana de la Península y es que, tenemos que recordar, que en el siglo IX los árabes ya se habían establecido en la conocida como Al-Andalus, lo que obligaba a los peregrinos que querían visitar los restos del Apóstol a cruzar el norte de España.

Los Caminos del Norte: Patrimonio de la Humanidad - la España Verde

Los Caminos del Norte: Patrimonio de la Humanidad – la España Verde

El Camino y Europa

El Camino de Santiago fue la herramienta perfecta para establecer y extender el cristianismo en toda Europa. Generó una gran riqueza cultural en la Edad Media, ya que se construyeron, como ya hemos mencionado, diferentes edificios para dar servicio a los peregrinos. Aunque el goteo de feligreses que llegaban hasta Santiago de Compostela ha sido constante fue a finales del siglo XX cuando comenzó lo que podemos llamar fenómeno del Camino que cada año mueve a más peregrinos que encuentran en cualquiera de las rutas de peregrinación a Santiago de Compostela el destino perfecto ya sean movidos por la fe, por la cultura o por motivos paisajísticos.

 

RELACIONADOS: